“Agárrense, ahí les vamos, les vamos a partir su madre”

Por Sebastián Moreno

El que fue su grito de campaña política y que pudiera tomarse como compromiso, parece estar en camino de lograrse, de acuerdo a lo que se ve de las acciones de la alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas.
Después de muchas semanas de ruido mediático contra el sistema de iluminación Led que negoció la anterior administración con “Maloro” Acosta en la alcaldía, finalmente ayer, en reunión con empresarios, representantes de organizaciones civiles, medios de comunicación, servidores públicos y algunos vecinos de Hermosillo que curiosamente aseguraron que hay fallas en el alumbrado, la máxima autoridad de Hermosillo expuso cifras, argumentos, datos y señalamientos negativos contra la empresa que maneja el alumbrado y por supuesto, contra quienes firmaron ese contrato a 15 años, tiempo en el que dice ella, se hipotecó el dinero del Municipio.
Célida hizo un llamado de ayuda para que haya un acompañamiento en esta lucha que se ha plantado realizar por el bien de los hermosillenses y obvio, necesita el respaldo moral y de ser necesario económico de los ciudadanos para salir airosa de la encomienda.
De lograr acreditar el 10% de lo que argumenta, sin duda alguna estará muy cerca de cumplir con aquel grito de su campaña política: “¡Agárrense, ahí les vamos, les vamos a partir su madre”!
Necesitará algo más que declaraciones agresivas para lograrlo, primero, interponer las denuncias correspondientes y presentar evidencias, documentos, pruebas y peritajes que soporten cualquier análisis técnico-jurídico ante los tribunales.
Si tiene todo eso, entonces además de ganar un pleito legal en el contrato, su credibilidad se irá a las nubes y tendrá el reconocimiento de propios y extraños por su acción como alcaldesa de Hermosillo, donde, hay que aclarar, no es ella ni la primera ni la que mejor papel haya desempeñado, hasta el momento, pues hay que poner en su lugar en la historia a la doctora Alicia Arellano de Pavlovich, la primera mujer en ocupar ese cargo en la capital sonorense.
Luego aparece María Dolores del Río quien enfrentó grandes problemas con el abasto de agua y supo sacar el trienio en orden y habría que incluir en la lista a la arquitecta Angelina Múñoz Fernández en su relevo de casi un año en la recién terminada administración.
Este comentario viene en relación a que Célida mencionó ayer ser ella la primera mujer al frente de la alcaldía con el interés solamente de sacar adelante a la ciudad, con lo que demuestra  soberbia por minimizar la labor de las otras mujeres que ocuparon el cargo o en el peor de los casos, demuestra ignorancia o desconocimiento de la historia reciente de Hermosillo, lo que pudiera justificarse por ser ella originaria de Puerto Peñasco y haber hecho parte de su trayectoria académica en Mexicali, a casi 600 kilómetros de la capital sonorense, y fue a partir del sexenio de Guillermo Padrés cuando apareció en Hermosillo como funcionaria estatal y como legisladora posteriormente en las filas del PAN, partido que no la favoreció en sus aspiraciones políticas y en la rebatinga que había, Morena le abrió las puertas y gracias a eso, ganó la alcaldía de Hermosillo superando a la empresaria Mirna Rea que compitió por su ex partido el blanquiazul y a Ernesto “El Pato” de Lucas, con quien el PRI tenía la certeza de arrasar en el pasado proceso electoral.
Y como ella misma lo dijo, le pese a quien le pese, será alcaldesa durante tres años, entonces, en este arranque de trienio, va con buen paso para hacer lo que dijo en su campaña: Partirle su madre a quienes estaban en el poder.
Y en esta película que empieza a subir de tono, falta conocer la otra parte, con los argumentos que deben ser escuchados tanto de la gente que estuvo en la pasada administración como la explicación que deberá dar con detalles la empresa que tiene este contrato.
Y que a la alcaldesa le gane el coraje porque puede llevarla a cometer errores y tres años transcurren en un suspiro y por las fallas que cometa ahora, tendrá que responder después.
Y si alguien lo duda, basta voltear a ver el caso del ex gobernador Guillermo Padrés Elías, cuyos excesos y abusos durante todo el sexenio fueron más que evidentes, pero que lleva ya dos años privado de su libertad y con su carrera política hecha añicos.
Queda claro que los miembros y compañeros del partido en el poder buscan posiciones y participar en ese honor que implica ser parte de la autoridad en turno, pero lo que los ciudadanos comunes quieren es que la autoridad gobierne con honestidad, transparencia y buscando el bien común de todos.

¿Cañonazo de 50 millones de pesos?
Un punto que debe aclarar y proceder ante la autoridad, es el señalamiento que hace de que le ofrecieron 50 millones de pesos para no moverle al asunto de este contrato.
En primer lugar debe decir quién o quiénes directamente le hicieron esa propuesta y quién o quiénes eran los que la enviaban pues eso constituye un delito que debe sancionarse.
Y si las cosas son como las expone, debe ser reconocida por su integridad al rechazar un acto de ese nivel.
En los tiempos del general Álvaro Obregón, se decía que nadie resistía un cañonazo de 50 mil pesos, pero ahora supuestamente ya se manejan millones de pesos, cosas que cambian con el tiempo.
Y como es martes, viene lo bueno, lo malo y lo feo:
Lo Bueno: La reunión de acercamiento que tuvo la gobernadora Claudia Pavlovich con el nuevo delegado de la SCT en Sonora, Antonio Pacheco Grajeda, a quien habrá que mantener en el radar por las obras pendientes en la remodelación de la carretera de Cuatro Carriles, entre otras obras de la SCT en la entidad.
Lo Malo: Lo que tendrá que batallar el equipo de la Contraloría Municipal de Hermosillo para explicar por qué hubo funcionarios de muchas dependencias del Ayuntamiento que abandonaron sus labores para ir en vehículos oficiales a la reunión que sostuvo la alcaldesa para exponer el tema del alumbrado público.
Lo Feo: La cuota de sangre que supera las 100 víctimas en la lucha contra el robo de combustible y la situación delicada en la que luchan por recuperarse alrededor de 50 personas que resultaron con quemaduras en la explosión del ducto de Pemex en Hidalgo.

Contacto: 
Correo electrónico: [email protected]
Twitter: @sebastmd
www.a40grados.com.mx