Gerardo no debió morir

Cuando suceden actos en donde a los representantes de las corporaciones policiacas se les pasa la manita en la utilización del poder y autoridad, luego luego se escuchan esas voces que dicen “es que en Estados Unidos nomás no le haces caso al policía y te disparan”, no es cierto, te inmovilizan con choques eléctricos, además de que el sistema de justicia es muy fuerte al grado de que la piensas dos veces para enfrentarte, y con una policía incorruptible, por eso nadie se pone a las patadas con Sansón, pero en Hermosillo, la cosa es muy distinta.

El caso de Gerardo, el joven inadaptado de veintisiete años, que se encontraba drogado al agredir con un cuchillo a un elemento de la policía municipal, acción que dividió las opiniones en la sociedad, ya que mientras para muchos ciudadanos fue victimado, para los funcionarios, el que se le haya rociado de balazos el cuerpo fue lo correcto, incluyendo a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, y otro dicen: “qué bueno que no le dio con el cuchillo en el cuello”.

Gerardo no debió morir porque su muerte hace ver a una policía en pañales, no debieron llegar hasta ese extremo, antes de matarlo debieron inmovilizarlo, fue un tiro muy disparejo, tres policías armados contra uno con cuchillo, y todavía drogado.

Viendo el video donde la hermana de Gerardo le está pidiendo que deje el cuchillo, puedo ver la otra cara de la moneda, la cara del dolor de la familia, la cara que llega al extremo por esa persona amada que anda en malos pasos y que las circunstancias lo hacen ser un delincuente, el amor filial derramado y la desesperación de ver el peligro de su hermano, porque Gerardo no debió morir, pero murió abatido porque no midió las consecuencias de sus actos, ni tuvo frente a él, policías capacitados.

Es verdad, Gerardo no debió ser un drogadicto porque es incorrecto, pudiéramos decir que es como un político corrupto que también hace las cosas al revés, pero hay muchas vivencias detrás de Gerardo. Hay muchos “Gerardos” en Hermosillo que no por eso deben ser victimados, como seguramente hay muchos políticos corruptos que ni señalados son.

Lo curioso es que el tema se encuentra en silencio, ya nadie dijo nada, ni las autoridades, ni los medios de comunicación, ni la familia, y el tema corre el riesgo de quedar en los archivos del olvido como un caso más de insurrección del pueblo hacia la autoridad, donde el más débil una vez más, es sometido a juicio de los justos intocables que manejan la justicia, que manejan la opinión.

Aun y cuando la alcaldesa Célida López se despierte pensando en Gerardo y su familia, ojalá la doctora Isabel Bátriz le hable al oído y le comente que una persona en adicciones no es capaz de decidir nada en su vida, no se le puede preguntar si quiere o no rehabilitarse, por una simple razón, no tiene voluntad propia, se hace y ya, pero mejor, ojalá y Célida escuche, o, en la familia de Célida no hay drogadictos, porque en todas las familias hay uno, y si usted hace memoria le vendrá uno a la mente.

No es fácil enfrentarse a la autoridad, menos, en el Palo Verde.

Llegó el héroe de los demonios

Guillermo Padrés llegó con su barba talibán a Hermosillo, y fue recibido como un héroe por el padrecismo que reina en el PAN, empezando por “Neto” Munro, pero bueno, era lógico que aquellos que se enriquecieron durante el padrecismo iban a estar ahí. Faltaron muchos de sus amigos, Carlos VillalobosTeresa LizárragaCélida López, o Javier Dagnino, quien me imagino estaba organizando el jolgorio.

Pero al festín, me imagino no faltó nadie.

Fue todo un acontecimiento del que hay mucho que decir y mucho que pensar, sobre todo en el cómo afecta esto a Sonora en términos de imagen y justicia, el poner en jaque a quienes organizaron los expedientes, aun y cuando Padrés tiene más de setenta amparos que han hecho la diferencia en el caso, pues aun y la sociedad sonorense esté en contra de que Guillermo Padrés viva afuera de la cárcel su proceso penal, es lo que la ley dicta después de dos años sin recibir sentencia.

En el ámbito político nacional no cabe duda que erróneo sería ver a Padrés como un preso político, con ese programa de amnistía, pero en lo local, Miguel Ángel Murillo, contralor de Sonora, el ex auditor mayor del ISAF Eugenio Pablos Antillón y el mismo Ramón Moya, quienes ya dieron un escaneo de cómo se recibió el estado, así mismo los directores de los organismos públicos descentralizados, los secretarios que iniciaron en esta administración, creo que como mínimo deben reforzar los expedientes y denuncias de cómo se recibió el estado, y hacer uso del Congreso para nombrar una comisión incorruptible que se especialice en el caso Padrés, que revise y que señale dónde están esos dineros, para que realmente se haga justicia a los sonorenses.

La heroica llegada de Padrés por la puerta grande, trae consigo un tono de burla no sólo al Estado, sino a la misma justicia, al parecer las manos están atadas porque de inicio los delitos de corrupción no son graves y habría que involucrar no sólo a empresas fantasmas, sino a las notarías que las dieron de alta, que no se han considerado.

El ex Gobernador dijo sobre la grabación que dio vuelta a las redes sociales, ¡agárrense hijos de la chingada!, que no amenazó a nadie y que era para un grupo de amigos. “Ah pa´ amiguitos” que filtran las cosas privadas, pero lo cierto es que Padrés le entiende a la “tenebra”, y no fue así, claro que fue una amenaza, aunque legalmente nada se puede demostrar, como no se le ha demostrado ningún delito al día de hoy.

El tema se ha complicado sobre manera.

Café entre Grillos

1. Por cierto que la doctora Isabel Batriz anda en la friega de conseguir apoyos para centros de rehabilitación, como colchonetas y algunas despensas. Qué bueno sería que después del caso de Gerardo, la doctora le diera capacitación a los elementos del trato a una persona bajo los influjos de la droga.


2. Vaya que el secretario de seguridad pública en el estado David Anaya Cooley le está inyectando dinamismo al trabajo, pues ha estado haciendo reuniones y mesas de trabajo con diferentes cámaras, y el sábado le tocó a la Canacintra Hermosillo, quienes vieron operativos anti extorción, el éxito de la video vigilancia y el plan estratégico de seguridad preventiva.


3. Se fue Ricardo Bours del PRI, y le guste o no al “Pato” De Lucas o a cualquier connotado priísta, esto desgrana la mazorca y hace un boquete al partido de cantidades estratosféricas, tal vez no lo ven así pero como cantaban Los Ángeles del Infierno“Es el principio del Fin”. Claro, si no se ponen las pilas, y la verdad es que, no se les ve ganitas.

Oremos por la familia de Gerardo

En honor a la verdad y por cumplimiento de la ley a cualquier actor político le otorgamos su replica, misma que estipula el DECRETO por el que se expide la Ley Reglamentaria del artículo 6o., párrafo primero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia del Derecho de Réplica y reforma y adiciona el artículo 53 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación.