Acusan a Genaro García Luna de favorecer a empresarios con información confidencial

Genaro García Luna, quien fuera titular de la Secretaría de Seguridad Pública durante el sexenio de Felipe Calderón, favoreció con información confidencial a la compañía Icit, propiedad de la familia Weinberg, que tiene una relación estrecha con el ex funcionario, reveló una investigación de Univision.

De acuerdo a la televisora, el ex funcionario otorgaba a Icit información pública como detenciones de importantes narcotraficantes, al grado de que la empresa tenía conocimiento de los hechos antes que cualquier medio de comunicación.

El grupo Icit es reconocido como uno de los principales proveedores de equipos y tecnología de seguridad israelí en Latinoamérica.

Ex servidores públicos declararon para el medio estounidense que Icit usaba la información para distribuir reportes de seguridad o ganar clientes para otras áreas de su compañía.

La empresa enviaba los reportes a clientes especiales como bancos o empresarios basándose en información suministrada por debajo de la mesa por la Secretaría de Seguridad, pues no existía ningún contrato.

También la familia Weinberg vendió a la Secretaría de Seguridad Pública el programa de seguridad israelí llamado NiceTrack que sirve para rastrear información, interceptar comunicaciones y rastrear a usuarios en su ubicación física.

Los empresarios Mauricio y Alexis Weinberg, además de Natan Wancier, en el año 2010 también vendieron un programa de espionaje al gobierno de Ricardo Martinelli en Panamá.

Martinelli hoy está acusado de espiar las comunicaciones de al menos 150 personas y de la compra de aparatos millonarios para realizar esas interceptaciones durante su gobierno.

García Luna vivió en departamentos de la familia Weinberg

Una multa de tránsito impuesta a Genaro García Luna en Miami el domingo 15 de noviembre de 2015 reveló dónde vivía.

El ex funcionario residía en una propiedad valuada en 3.3 millones de dólares, en Golden Beach, Florida.

Dicho inmueble pertenecía en aquel momento a la familia Weinberg, después vivió en otras casas de la misma familia.

El último escándalo en el que estuvo envuelto Luna fue durante el juicio de Joaquín “El Chapo” Guzmán, en Nueva York.

Ahí fue señalado por Jesús “El Rey” Zambada de recibir sobornos de entre seis y ocho millones de dólares, entre 2005 y 2006, sin embargo, el ex funcionario lo negó.

elimparcial.com